Seleccionar página

Estimadas compañeras, estimados compañeros:

Castilla y León es la entidad administrativa más grande de Europa, y la que se despuebla más rápidamente. La brecha salarial entre hombres y mujeres aumenta, a diferencia de la media estatal. Nuestro salario medio se encuentra por debajo de la media estatal. Nuestro medio rural se ve amenazado por megaproyectos mineros como el de uranio en Salamanca o los diferentes proyectos de feldespatos en Ávila, o por macrogranjas de diversos tipos. Grandes multinacionales como Vestas, Nissan o Lactalis provocan ajustes, cierres y deslocalizaciones con total impunidad una vez que consumen las cuantiosas ayudas públicas.

Nuestros servicios públicos se entregan a empresas privadas amigas del Gobierno, como el caso de Méndez Pozo y el Hospital de Burgos o Ambuibérica y nuestro servicio de transporte sanitario. Los recortes en la sanidad asolan nuestros pueblos y crean listas de espera inaguantables para la población. Tramas de corrupción recorren cada uno de los niveles políticos, desde pueblos pequeños hasta la Junta de Castilla y León. Mientras comarcas mineras de León y Palencia han perdido 10.000 habitantes en 10 años, Soria ya tiene los niveles demográficos de Laponia.

Sin embargo, junto a cada uno de estos problemas, hay también una esperanza. Por cada proyecto nocivo para nuestro medio rural hay una Plataforma que busca soluciones de desarrollo sostenible para nuestros pueblos. El movimiento feminista logró una movilización sin precedentes que ha puesto al patriarcado en nuestro punto de mira como pilar a derribar para construir juntas una sociedad más justa.

Nuestros mayores encabezan manifestaciones masivas por el derecho a vivir dignamente con sus pensiones. Por cada recorte sanitario aparece una Marea Blanca que logró este año la mayor movilización que se recuerda en defensa de la Sanidad Pública. Cada agresión de una multinacional es respondida por las y los trabajadores, como está haciendo desde julio la plantilla de Vestas en León, que nos están dando una tremenda lección de dignidad. Y es que la victoria es posible luchando como nos han demostrado las y los trabajadores de Renault en Valladolid frenando el cierre de uno de los tres turnos de la central industrial.

Las personas que se levantan por una Comunidad diferente no cobran por hacerlo. Son miles de mujeres y hombres que trabajan, atienden sus necesidades familiares, y sólo al final de la jornada y a cambio de nada dedican su tiempo libre a mejorar la sociedad en la que viven. Mujeres y hombres así son la esperanza de nuestra Comunidad, y sus experiencias son vitales para pensar un futuro para nuestra tierra.

Una apuesta para conectar las luchas

Por eso, creemos que ha llegado el momento de conocernos todas y todos, de poner nuestras experiencias en común y de empezar a pensar un futuro para nuestra tierra. Porque nuestras condiciones de trabajo y de vida tienen un mismo causante, élites que buscan expoliar nuestra tierra y nuestra vida para seguir enriqueciéndose. Los movimientos sociales debemos encontrarnos para compartir experiencias y fortalecernos mutuamente, respondiendo con un grito cada vez más unido. Porque nuestra diversidad es lo que nos hará fuertes frente a un Gobierno cada vez más corrupto y alejado de las necesidades del pueblo.

La institucionalización de la política no es suficiente, se hace necesario construir un frente desde abajo, con los movimientos sociales, plurales, democráticos y radicalmente transformadores que pueda ofrecer alternativas a la fuerte ofensiva de la extrema derecha.

Convencidas y convencidos de esto, queremos invitaros a formar parte del encuentro “UNA COMUNIDAD EN MOVIMIENTO”, donde queremos reunir a más de 50 colectivos de nuestra Comunidad, para poner en común nuestras experiencias y pensar planes de futuro en común.

Este encuentro tendrá lugar el DOMINGO 21 DE OCTUBRE en el Centro Social La Molinera (Valladolid), y contará con ocho ejes:

  • Feminismo
  • LGTBi
  • Juventud / Estudiantil
  • Conflictos Laborales
  • Ecologismo,
  • Derechos sociales: sanidad, educación, vivienda y pensiones.
  • Despoblación
  • Migraciones y refugio

Queremos juntar en un solo espacio y durante un día a los movimientos sociales de la Comunidad más dispersa poblacionalmente del Estado Español.

Porque somos una Comunidad en movimiento, esperamos contar con vuestra participación,

Os enviamos un fraternal saludo.

Promueven:

Estimadas compañeras, estimados compañeros:

Castilla y León es la entidad administrativa más grande de Europa, y la que se despuebla más rápidamente. La brecha salarial entre hombres y mujeres aumenta, a diferencia de la media estatal. Nuestro salario medio se encuentra por debajo de la media estatal. Nuestro medio rural se ve amenazado por megaproyectos mineros como el de uranio en Salamanca o los diferentes proyectos de feldespatos en Ávila, o por macrogranjas de diversos tipos. Grandes multinacionales como Vestas, Nissan o Lactalis provocan ajustes, cierres y deslocalizaciones con total impunidad una vez que consumen las cuantiosas ayudas públicas.

Nuestros servicios públicos se entregan a empresas privadas amigas del Gobierno, como el caso de Méndez Pozo y el Hospital de Burgos o Ambuibérica y nuestro servicio de transporte sanitario. Los recortes en la sanidad asolan nuestros pueblos y crean listas de espera inaguantables para la población. Tramas de corrupción recorren cada uno de los niveles políticos, desde pueblos pequeños hasta la Junta de Castilla y León. Mientras comarcas mineras de León y Palencia han perdido 10.000 habitantes en 10 años, Soria ya tiene los niveles demográficos de Laponia.

Sin embargo, junto a cada uno de estos problemas, hay también una esperanza. Por cada proyecto nocivo para nuestro medio rural hay una Plataforma que busca soluciones de desarrollo sostenible para nuestros pueblos. El movimiento feminista logró una movilización sin precedentes que ha puesto al patriarcado en nuestro punto de mira como pilar a derribar para construir juntas una sociedad más justa.

Nuestros mayores encabezan manifestaciones masivas por el derecho a vivir dignamente con sus pensiones. Por cada recorte sanitario aparece una Marea Blanca que logró este año la mayor movilización que se recuerda en defensa de la Sanidad Pública. Cada agresión de una multinacional es respondida por las y los trabajadores, como está haciendo desde julio la plantilla de Vestas en León, que nos están dando una tremenda lección de dignidad. Y es que la victoria es posible luchando como nos han demostrado las y los trabajadores de Renault en Valladolid frenando el cierre de uno de los tres turnos de la central industrial.

Las personas que se levantan por una Comunidad diferente no cobran por hacerlo. Son miles de mujeres y hombres que trabajan, atienden sus necesidades familiares, y sólo al final de la jornada y a cambio de nada dedican su tiempo libre a mejorar la sociedad en la que viven. Mujeres y hombres así son la esperanza de nuestra Comunidad, y sus experiencias son vitales para pensar un futuro para nuestra tierra.

Una apuesta para conectar las luchas

Por eso, creemos que ha llegado el momento de conocernos todas y todos, de poner nuestras experiencias en común y de empezar a pensar un futuro para nuestra tierra. Porque nuestras condiciones de trabajo y de vida tienen un mismo causante, élites que buscan expoliar nuestra tierra y nuestra vida para seguir enriqueciéndose. Los movimientos sociales debemos encontrarnos para compartir experiencias y fortalecernos mutuamente, respondiendo con un grito cada vez más unido. Porque nuestra diversidad es lo que nos hará fuertes frente a un Gobierno cada vez más corrupto y alejado de las necesidades del pueblo.

La institucionalización de la política no es suficiente, se hace necesario construir un frente desde abajo, con los movimientos sociales, plurales, democráticos y radicalmente transformadores que pueda ofrecer alternativas a la fuerte ofensiva de la extrema derecha.

Convencidas y convencidos de esto, queremos invitaros a formar parte del encuentro “UNA COMUNIDAD EN MOVIMIENTO”, donde queremos reunir a más de 50 colectivos de nuestra Comunidad, para poner en común nuestras experiencias y pensar planes de futuro en común.

Este encuentro tendrá lugar el DOMINGO 21 DE OCTUBRE en el Centro Social La Molinera (Valladolid), y contará con ocho ejes:

  • Feminismo
  • LGTBi
  • Juventud / Estudiantil
  • Conflictos Laborales
  • Ecologismo,
  • Derechos sociales: sanidad, educación, vivienda y pensiones.
  • Despoblación
  • Migraciones y refugio

Queremos juntar en un solo espacio y durante un día a los movimientos sociales de la Comunidad más dispersa poblacionalmente del Estado Español.

Porque somos una Comunidad en movimiento, esperamos contar con vuestra participación,

Os enviamos un fraternal saludo.

Promueven: Anticapitalistas Castilla y León, Izquierda Unida Castilla y León, Izquierda Castellana